Katy Perry y Russell Brand están peor de lo que imaginábamos. Hace dos días terminamos de confirmar que su relación no es la ideal, o al menos como ellos se lo esperaban en un comienzo. Ahora la cosa paree estar siendo más seria, ya que se los ha visto en diferentes lugares del mundo y sin sus alianzas matrimoniales. Imaginen la bronca que se deben tener como para sacarse el anillo con el que se prometieron eterno matrimonio. Me da un poco de pena que el año termine con otra parejita separada, pero ya veremos qué pasa en estos días. Por lo pronto los anillos que simbolizaba su unión han desaparecido.

Hace unos días algunos comentaban que Katy y Russell habían pasado juntos navidad en Hawaii, pero luego nos dimos con la triste realidad de que no era cierto. Ambos tuvieron una fuerte pelea en la víspera del 25 y fueron fotografiados en distintos lugares. Mientras que ella la pasó en la isla de Kauai junto a algunos amigos, él estuvo en Londres junto a David Baddiel. Pero lo que no se vio de un comienzo, es que ambos no llevaban puestas sus alianzas. Entendemos que Katy no la tuviera porque estaba en la playa, y generalmente uno se quita las cadenitas y anillos para que no se nos vaya con una ola, pero a Russell se lo vio así en una tienda comercial, dejándolo sin excusas.

Este es el detonante. Primero podríamos haber pensando que ambos decidieron visitar amigos y decidieron pasar una navidad separados, pero que no lleven puesto sus anillos, eso nos termina de confirmar que: las cosas están muy mal entre ellos, ya se han separado y no lo informaron todavía. Ojalá no sea de esas parejas que terminan mal, pero al parecer ambos son de carácter explosivo y las peleas no son sólo de ahora, sino casi desde que se casaron.