Marc Anthony hará todo lo que esté a su alcance para poder criar a sus hijos. Y aquí se viene la parte más dolorosa de un divorcio, la repartija de los hijos. Suena a ganado, pero es que así lo pareciera. Muchos matrimonios se pasan meses prácticamente peléandose por sus hijos sin saber el daño que les causan a estos. En esta oportunidad Marc Anthony hizo a un lado el acuerdo amistoso que tuvo con su ex esposa Jennifer Lopez, y quiere la custodia compartida de sus hijos Emme y Max.

Los hijos son los hijos, y son de ambos, es por eso que Marc ha decidido pedir la custodia compartida de los gemelos, ya que en un comienzo Jennifer iba a criarlos y Marc podría visitarlos cuando quisiera. Pero hay un motivo más allá del amor paterno, y es el de los celos. Como ya vimos en una nota pasada, el cantante está muy furioso con la idea de que Jennifer pasee a los niños junto a su nuevo novio, Casper Smart, más sabiendo el prontuario que tiene por conducir a mucha velocidad, según comenta un allegado:

Esto le causó un gran golpe. Ahora él va a tomar la palabra, y dijo que quiere la custodia compartida.

Pero aunque algunos crean que Marc quiere ver a sus hijos felices y que no confundan la figura paterna con la de otro hombre, otros piensan que lo único que él quiere, es hacer sufrir a Jennifer, por la bronca y celos que le causa el hecho de que haya encontrado nuevamente el amor:

Él quiere que Jennifer sufra porque se está divirtiendo con alguien nuevo, y él sabe que ésto le hará daño en el nivel más profundo.

De ser así, sería muy feo de su parte y muy enfermo, pero también sabemos que Jennifer Lopez