Rihanna es una persona muy querida por sus fans, pero como siempre, en el mundo va a haber alguien que te quiera, y otros que no tanto. Lo cierto es que esta vez le ha tocado cruzarse con alguien que no sólo no la quiere, sino que además no quiere a las personas de color, ya que la cantante se vio envuelta en una madeja de insultos racistas y ofensivos que tenían mucho que ver con su raza y esto hizo estallar a la cantante que no dudó en contarlo a sus seguidores de Twitter.

La verdad es que es una vergüenza que hayan personas tan patéticas que dedican su tiempo en menospreciar otras razas por ser distintas a las suyas, pero que los ha habido siempre, es una realidad. Ahora le ha tocado a la bella Riri tener que pasar un estresante momento cuando se encontraba de visita en Portugal con motivo de un recital. Mientras ella estaba en el hotel, se cruzó con otro huesped que ni bien la reconoció, comenzó a insultarla, a lo que la cantante de carácter fuerte, no se quedó callada, y así lo comentaba en su twitter el 18 de diciembre:

Acabo de conocer al hombre más racista del mundo. Este hombre dijo las cosas más locas sobre las mujeres negras, a las que llamó perras y put**, nosotras no lucimos como put**.

Pero esta pelea terminó en una queja de ella con el director del hotel, que por esas casualidades de la vida, era también de color. Finalmente la cantante dio su concierto en Lisboa como estaba planeado, y agradeció a todos sus fanáticos, por una noche inolvidable, pese a este altercado.