Ryan Gosling está tomando clases de danza clásica. El actor de 31 años ha decidido comenzar con una rutina que generalmente es asociada con el sexo femenino, pero que es la madre de los mejores bailarines del mundo. Algo raro de escuchar, creo que hasta ahora no habíamos escuchado que algún otro famoso decidiera estudiar ballet, pero aquí lo tienen a Ryan Gosling que ha querido cumplirse ese sueño que tanto anhelaba de poder bailar, según comenta su instructora personal.

Quiero comenzar diciendo que este Ryan es cada vez más completo para mi. Y creo que a más de una mujer le gusta que los chicos sepan bailar, pues a mi me encanta la danza clásica, y éste se está convirtiendo en mi tipo. La profesora de Ryan, Jaclyn Behtan, dijo que el actor no ha decidido comenzar con esta rutina por tratarse de la preparación de algún papel cinematográfico, sino más bien, por puro placer:

Él no lo hace por prepararse para un papel. Quería aprender ballet. Dijo que lo quería mucho. Es curioso, porque él es un chico de barrio. Viene siempre en pantalones cortos de baloncesto, trabaja en la barra y se va.

Al parecer no es sólo en la danza que ha estado evolucionando, sino que también le ha servido para jugar basketball, mejorando sus saltos y sus giros. La verdad es que es bueno saber que no todo en los famosos es la actuación, fiestas, galas y romances. También hay una vida cotidiana, con sueños de hacer otras cosas, estudios. Y es justamente lo que Ryan se ha estado preguntando últimamente, cómo es la vida de los demás famosos, si tienen otros trabajos o hacen otras actividades:

Ellos tienen cenas, van a Pilates. Pero no es suficiente. Así que se drogan. Si todo el mundo tuviera un montón de piedras en el patio de su casa y pasaran todos los días las piedras una por una de un lado a otro, sería un lugar mucho más feliz.

Ojalá le siga sirviendo la danza a Ryan, que si no es para su formación actoral, que sea para alimentar su espíritu. No hay nada más lindo y liberador que poder bailar.

Imagen: Brian D. Johnson