En estas últimas semanas, Selena Gomez está en plena gira. Aunque tenga mucho éxito, hay cosas que, por los fans, hay que dejar a un lado. Y es que el estrés de estar de un lado a otro e intentar estar siempre perfecta, es imposible, y al final siempre se nota físicamente. Y eso es lo que nos está llamando la atención, ya que últimamente estamos viendo a la cantante y actriz demasiado delgada.

Es cierto que esta chica es muy delgadita, pero, ¿adelgazar tanto?, ¿será que no come lo suficiente?, ¿será que no tiene tiempo para comer?, ¿será que se le ha cerrado el estómago por estar separada de su novio, Justin Bieber y hasta que no esté con él no puede estar tranquila?

No son buenos tiempos para la joven cantante y actriz. Además de haberle negado la protección permanente contra el hombre que lleva acosándola durante años, su novio, Justin Bieber, ha sido ahora acusado de tener un hijo secreto. Y es que no hay nadie que pueda con tanto estrés. Por eso, puede que la dulce niña haya dejado de lado su alimentación. También puede ser que esté preocupada por su propia seguridad, y es que Selena ha pedido más protección para que su acosador no pueda acercarse a ella nunca más, y se lo han rechazado. Esto podría quitarle el hambre a cualquiera.

Si todas estas cosas son ciertas, al fin y al cabo, no tendría mucha importancia (excepto lo último), y podría mejorarse con el tiempo y un poco de descanso. Pero, hoy en día se rumorea que lo que le pasa a la joven es que tiene desórdenes alimenticios, y puede estar pasando por algo muy duro. Sus piernas y sus brazos son la mitad de lo que eran, y sus huesos asoman claramente.

Recordemos que hace un tiempo, Selena tuvo que ser ingresada de urgencia por una anemia severa. Esperemos que no sea tal cosa, y que sólo sea estrés.