El amor y las esperanzas de que este 2012 sea un año mejor, parece que han vuelto a unir la pareja de Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver. A pesar de que sus problemas fueran serios, y que pensáramos que ella estaba tan dolida que no querría ver otra vez al actor de Terminator, parece que el amor, la familia y las pasadas fiestas, los han vuelto a unir. La verdad es que es muy triste ver a una pareja de tantos años de matrimonio, con hijos ya grandes, separándose, pero lo más triste es lo que hizo Schwarzenegger.

A ambos se los ha visto en estos días usando nuevamente sus alianzas de matrimonio. Ya decíamos hace muy poco que habían fuertes rumores de que Maria estuviera con ganas de hacer un lado el divorcio y regresar con el padre de sus hijos (y el de la niñera). Fotografías tomadas a Arnold y a Maria en situaciones y lugares distintos, captaron que ambos usan nuevamente el anillo que los unió en sagrado matrimonio, dándonos a entender que ella decidió, no sabemos si perdonarlo, pero sí volver con él.

La pareja que estuvo 25 años de matrimonio, se separó luego de que María se enterara de que el político había tenido una relación con la ex niñera, y que producto de eso, tenía un hijo oculto de 10 años. Nada fácil enterarse de esto y que de un día para el otro tu marido tenga un hijo con otra mujer. Es entendible la reacción de ella de querer divorciarse, pero creo que no es muy entendible la de querer volver con un hombre así. Pero bueno, como digo siempre, habrá que ver qué sucede dentro de la familia, y si ambos van a estar mejor juntos, entonces me alegro por ellos.