Parece que Brad Pitt y Angelina Jolie no nos harán esperar mucho tiempo más para verlos pasar por el altar. Ya han pasado siete años juntos, con seis hijos y la decisión de unirse en sagrado matrimonio se acerca cada vez y no sólo porque sus hijos insistan, sino porque ellos saben que no tienen toda la vida para casarse y porque ya no aguantan para hacerlo, según el mismo actor confesó en una entrevista para la revista The Hollywood Reporter.

Las excusas de la pareja para no casarse fueron variando, entre que dijeron que no hacía falta estar casados para construir una familia feliz y sólida -que me parece muy bien-, y que esperarían a que se legalice el casamiento para parejas gays, nos han dejado con las ganas. Pero parece que no esperarán más a que los demás se puedan casar y darán el sí en breve, según aseguró Brad:

Hemos hecho esa declaración hace un tiempo de que no íbamos a hacerlo hasta que todo el mundo pudiese. Pero yo no creo que vayamos a ser capaces de aguantar. Significa mucho para mis hijos, y lo piden mucho. Y eso significa mucho para mí, hacer ese tipo de compromiso.

Quizás este año entonces nos sorprendan con una boda, que a mi parecer, la harán lejos de las cámaras y apenas si podremos enterarnos. Pero si no es casamiento, serán más hijos para la pareja:

Hay un equilibrio muy agradable en la casa ahora mismo, pero si vemos la necesidad y conseguir ese rayo de luz que nos haga decir: "Nosotros podemos ayudar a esta persona, podríamos hacer algo aquí", entonces por supuesto.

Me gusta la idea que sigan adoptando, si prometen dedicarse a sus hijos, porque no es cuestión de que los anden coleccionando como si fueran muñequitos. Pero la pareja dijo que en unos pocos años se retiraría de la actuación para dedicarse más de lleno a la familia. ¿Eso significará también una boda en camino?