A Demi Moore le está costando más de lo que imaginábamos su separación con Ashton Kutcher. Según informó el portal TMZ, la actriz fue trasladada a un hospital la noche del lunes, y el motivo fue por "Abuso de sustancias". Sabíamos que las cosas no iban a ser fáciles para ella, pero no sabíamos que llegaría a empeorar su salud. Ya en estas últimas semanas la vimos deslucida, super delgada y con apariencia de estresada, lo que nos indicaba que las cosas para ella, no marchaban bien.

Luego de este suceso, comenzaron rumores de su estado de salud y rápidamente, el representante de la actriz salió a aclarar los motivos de la actriz para ser trasladada al hospital:

Debido a las tensiones de su vida en este momento, Demi ha elegido buscar ayuda profesional para tratar su agotamiento y mejorar su salud en general. Tiene ganas de sentirse mejor y agradece el apoyo de su familia y amigos

A pesar de que el representante afirme que ella acudió al médico por su cuenta, TMZ insiste en que la causa fue por abuso de sustancias y que alguien en la residencia de la actriz hizo una llamada de emergencia al 911 cerca de las 10:45 pm. Una amiga cercana ha dado a entender también, que uno de los motivos fue por anorexia, pero hasta ahora su representante no lo ha confirmado. Luego de la separación ha seguido conectándose a través de Twitter con sus fans bajo el nombre de @mrskutcher, pero ya sin tanta frecuencia y desde el 7 de enero se mantiene más bien alejada de las redes sociales.

Realmente me da mucha pena. Ojalá no se trate de algo serio y logre salir de esto.