No hay como un padre para ayudar a su hijo a despegar en su carrera. La contención familiar es importante para casi todos, y también para los famosos. Hoy les traigo una lista de aquellos famosos que llegaron a los escenarios o estudios, de la mano de sus padres y que por una cosa u otra, terminaron despidiéndolos. Cada uno tuvo un motivo particular, pero todos con la experiencia en común, de que hacer negocios con familiares, casi nunca funciona.

Scarlett Johansson y Melanie Sloan

Scarlett Johansson aunque varios la recuerden ya de adolescente, comenzó su carrera a los nueve años, cuando tuvo un papel en la película North. Llegó al plató de la mano de su madre Melanie Sloan, pero llegado al año 2009 se vio obligada a despedirla, luego de que esta demostrara tener problemas financieros y ser acusada de fraude por el alquiler de unas viviendas. Scarlett rápidamente la cambió por Rick Yorn, el mismo agente que manejó la carrera de Cameron Diaz, Justin Timberlake y Leonardo DiCaprio.

Leighton Meester y Constance Meester

La vida para Leighton Meester no ha sido nada fácil. Su madre Constance Meester, que la tuvo en prisíon, siempre la apoyó en su gusto por la actuación, sin embargo, desde muy joven, Leighton siguió su carrera sin la ayuda de su madre. Pero como si los problemas entre madre e hija fueran a acabar con el despido, la batalla continuó y fue a parar a los tribunales. La actriz de Gossip Girls demandó a Constance la tenencia de su hermano menor, luego de que esta usara el dinero que le proporcionaba para tratar la enfermedad del joven. La mujer lejos de querer arreglar las cosas, duplicó la jugada diciendo que debían pagarle 3 millones, porque Leighton le pegó con una botella en repetidas ocasiones. Terrible.

Gary Coleman, Sue y Willie Coleman

Cómo olvidarnos del pequeño Gary Coleman. Mientras todos creíamos que era un niñito pequeño, el actor que sufría una rara enfermedad, ya estaba pensando en despedir a sus padres, Sue y Willie Coleman. Más bien fue cuando terminó el ciclo de Diff'rent Strokes, y cuando su carrera no tenía perspectivas de continuar, que decidió seguir por su cuenta sin la ayuda de sus progenitores. Pero la historia no terminó ahí, además los demandó a ambos y a su manager por apropiación indebida de su fondo fiduciario que llegaba a los 3 millones 800 mil dólares. Hasta el día de su muerte, no volvió a recuperar la relación con sus padres.

LeAnn Rimes y Wilbur Rimes

LeAnn Rimes de joven se notaba que iba a ser una gran artista, y así su padre Wilbur Rimes lo sabía, un poco por orgullo de que su hija fuera una de las cantantes más jóvenes en ser nominada para un premio de la Academia de Música Country, y otro poco porque sabía el dinero que le traería. Fue ese exactamente el motivo por el que LeAnn despidió a su padre en 2000, porque éste se había quedad con 7 millones de sus ganancias. Dos años después ella se arregló con él porque quería que estuviese presente en su boda con Dean Sheremet:

Nunca he odiado a mi padre. Yo sólo quería un padre. Supongo que realmente me disgustaba donde estaba en mi vida. Yo sólo quería que fuera mi padre.

Michael Jackson y Joe Jackson

Creo que la mayoría de nosotros ya sabemos cómo fue la vida de Michael Jackson. El rey del pop comenzó su carrera de pequeño junto a sus hermanos. Se dice que su padre Joe Jackson no le daba ni un respiro, los obligaba a ensayar horas y horas y así fue como creó practicamente a los Jackson 5. En 1979 Michael no aguantó más y despidió a su padre, pero el grupo musical no duró mucho tiempo más, y ese fue el inicio de Michael como cantante solista.

Beyonce y Matthew Knowles

Beyonce es otra de las famosas que tampoco confió en la familia para manejar sus negocios. Este es el caso más reciente, ya que la cantante lleva menos de un año de haber separado a su padre Matthew Knowles, de su tarea de representante:

Solo me he separado de mi padre a nivel de negocio. El es mi padre por toda la vida y lo amo con toda mi alma. Estoy muy agradecida por todo lo que me ha enseñado. Crecí viéndolo a él y a mi madre administrar su s propios negocios. Ellos siempre fueron empresarios que trabajaron duro y yo voy a seguir sus pasos.

Nunca se supo los motivos, pero lo bueno es que ambos han quedado en mutuo acuerdo de separar lo familiar de lo laboral.