En los últimos días se ha hablado mucho sobre Halle Berry. Normalmente, cuando una celebrity está dando noticia, como lo ha sido su situación sentimental en su compromiso con Olivier Martinez, los medios de comunicación fijan su mirada más allá de lo profesional. Pero Halle es un hervidero de noticias y, en este caso, no por su pareja actual, sino por la pareja que tenía hace un par de años, Gabriel Aubry.

La actriz parece mantener una horrible relación con su ex, ya que ella se ha acercado al juzgado para denunciar al modelo para conseguir una órden de alejamiento. La actriz no quire que su ex, y padre de su hija Nahla, de tres años, no pueda acercarse a su pequeña. Según parece, Halle no perdona a su ex novio tras un incidente que pasó hace ya tiempo y es que, al parecer, Gabriel empujó a la niñera cuando esta tenía a la pequeña en brazos, mientras le decía palabras racistas. Al parecer, todo este tema está investigación, y hasta que no se resuelva el caso, Halle quiere a su ex bien lejos de su hija.

Todo el caso se ha revelado tras las declaraciones de Alliance Kamdem, la niñera de Nahla, que también reveló que su padre la gritaba hasta el punto de hacerle llorar y no querer estar con su padre.

Según el modelo, cualquiera puede inventarse una historia así. Ahora la cuestión es: si Halle Berry no lo ha visto, ¿tiene más confianza en la niñera que en su ex? o es que ¿conoce de sobra al que fue su novio y por eso cree a ciegas a la niñera? Sea lo que sea, ¿es normal que su padre no pueda ver a su hija por este tema? Algunas parejas terminan de mala manera, y esta está claro que nunca se llevará bien por lo que hemos podido comprobar.