Si hay alguien que sigue siendo fiel a la religión en medio de la fama, ese es Justin Bieber, bueno, al menos eso parece. El cantante canadiense parece querer llevar a Jesus a todas partes, ya que se lo ha visto con un tatuaje de la cara de la figura religiosa en su pantorrilla izquierda. Al parece Justin ha creído que se quedaba corto con tan solo mencionar cada tanto que es religioso, casto y ya no me acuerdo qué más. Pero el hecho es que así se lo ha visto este fin de semana en una playa de Los Angeles y sorprendió a todos.

Al tatuaje lo lleva hace unos meses, pero recién ahora se lo ha visto luciéndolo. No será el primero y supongo que el último tatuaje que se haga, y me sorprende como pasa el tiempo, ayer nomas veíamos a este niño cantar Baby con su guitarra y hoy anda todo tatuado, con novia y vaya a saber uno si continuará casto. Pero él insiste en su religiosidad y así lo pudimos oír hace muy poco, de su boca:

Soy cristiano, creo en Dios y creo que Jesús murió en una cruz por mis pecados. Él es la razón por la que estoy aquí.

No es nada raro que se tatúe, ya que todos conocíamos su gusto por querer seguir dibujándose su cuerpo, lo extraño es que no haya subido una foto a su twitter como generalmente lo hace. A mi particularmente ni me gusta ni me disgusta, allá él con sus creencias y sus pecados, pero lo quiero saber es qué habrá dicho su novia Selena Gomez, no se por qué me da la sensación de que ha puesto el grito en el cielo.