Katy Perry no estará en los People Choice Awards este año. La cantante que llena de alegría los eventos con sus coloridos trajes y su simpática sonrisa, no presenciará una de las galas más importantes del año, la que se llevará a cabo mañana miércoles por la noche. Todos creemos ya saber los motivos de su ausencia, aunque ella no lo haya dado a entender. Las separaciones no son cosas agradables en la vida de dos personas, así que habrá que aceptar su duelo.

Fue la misma Katy la que se encargó de rechazar la invitación a la gala a través de Twitter:

Desgraciadamente no voy a poder asistir a los People's Choice Awards. Quiero agradeceros a todos haberme votado. Crucemos dedos.

Esta habría sido la primera aparición de la cantante luego de la noticia de su divorcio. No es nada fácil dar la cara en un momento tan delicado y menos adelante de todos sus colegas y las cámaras. Por más que los organizadores de los premios decidieron retirar la invitación a Russell Brand, justamente para que no hayan momentos incómodos, ella prefirió no estar presente en la gala que premia a los mejores músicos.

Desde que Russell pidió el divorcio a Katy, sólo se la ha visto durante sus vacaciones en Hawaii, pero nunca salió a hablar sobre su ruptura, salvo un mensaje de agradecimiento hacia sus fans en Twitter:

Estoy muy agradecida por todo el amor y el apoyo que he recibido de gente de todo el mundo. Habéis hecho que mi corazón esté feliz de nuevo.

Ojalá podamos verla pronto y recuperada. La verdad, es que se va a notar mucho su ausencia durante la entrega de premios.