Un año más se han celebrado los premios de la antesala del cine, los Golden Globes. Desde Extracine, nuestros compañeros hicieron una cobertura, minuto a minuto, de la alfombra roja y de los galardonados a los premios. Como es una de las secciones que más nos gustan, vamos a recopilar aquellos vestidos que causaron furor, tanto para lo bueno como para lo malo. A continuación podréis ver la lista de los peores vestidos de los premios este año.

Kelly Osbourne

No sabíamos muy bien qué hacía Kelly Osbourne y su madre en esta entrega de premios, pero el caso es que allí pudimos verla embutida en este vestido azul metalizado, con cuello de barco y unas excesivas hombreras abombadas. Aunque suponemos que esas hombreras son las que dan gracia al vestido, entendemos que las costuras geométricas y rectas no le favorecen en absoluto. El vestido en cuestión es de Zac Posen. ¿Y qué me dicen de ese color de pelo?

Mireille Enos

Así, de esta guisa apareció Mireille Enos por la alfombra roja de los premios. Aunque no fue la única actriz que se decidió por el amarillo para asistir a la gala, y eso que dicen que el amarillo da mala suerte, sí que fue la que llevaba el estampado más feo, ya que esas telas metalizadas haciendo aguas no favorecían su escote.

Amanda Peet

Aunque con el color de los flashes el vestido de Amanda Peet parecía de color beige, en realidad el vestido era de color blanco. Tenemos que reconocer que se llevan los volantes y las transparencias, pero quizá el vestido que llevaba tenía demasiados volantes, tantos, que parecía el mantel de una mesilla.

Ariel Winter

Sinceramente, no sabía si incluir la fotografía de Ariel en esta lista, pero finalmente hemos decidido incluirla porque la falda del vestido morado con tul negro que llevaba la pequeña era demasiado pomposo para una chica tan jovencita. Normalmente este tipo de vestidos va bien con gente joven, pero quizá le falta algo de estatura para tener tantísimo vuelo. El vestido es de Dolce & Gabanna.

Morena Baccarin

Dicen que los vestidos negros son muy elegantes, pero en esta ocasión, Morena Baccarin no eligió bien el tipo de vestido para la gala que era. Si hace ya tiempo criticamos el escotado vestido de January Jones, este no se queda corto, y es que esos escotes sujetos por cintas de tela, fuera de ser sexys, son más bien chabacanos.

Sarah Michelle Gellar

Ya conocíamos de antemano el vestido de Sarah Michelle Gellar antes de que pisase la alfombra roja, y es que ella misma había twitteado sobre cómo iría vestida. Antes de fotografiarse con este vestido desteñido, ella misma bromeó diciendo que su hija había tirado un bote de lejía encima y que así se había quedado su vestido. Bromas aparte, su vestido Monique Lhuillier aunque de forma era bonito, no lo era tanto su colorido.

Rooney Mara

Más negro para Rooney Mara. Aunque nos llamó la atención por verla mucho más elegante que su personaje de Millennium, hemos de reconocer que tampoco nos gusta cómo va vestida para esta ocasión. Los tules del vestido son pasables, pero no entendemos el volante de debajo de la falda del vestido ni la especie de almohadón que encontramos en el trasero. ¿Hemos dicho que las cintas de tela en los vestidos no son elegantes? Este Nina Ricci no va con ella.

Tilda Swinton

Sinceramente, creo que Tilda Swinton se ha hecho ya un hueco tan grande en este tipo de listas que ya hay que incluirla porque ella se lo merece. Estamos acostumbrados a verla con unos looks muy extraños y unas combinaciones imposibles pero, en esta ocasión, hemos de decir que va conjuntada. Irónicamente, para una vez que sí que va bien vestida, vemos que el estilo que lleva no va bien con ella. ¿Será que es imposible que algo le quede bien? Diseñadores del mundo, que alguien haga algún vestido exclusivamente para que ella lo luzca.

Salma Hayek

Salma se decidió por un vestido de lentejuelas de tonos dorados y negros. No podemos decir que el vestido no vaya con su estilo ni nada por el estilo, pero esos alfileres haciendo formas geométricas en el escote quedan horribles. Además, creemos que para ir a una fiesta como lo son los Golden Globes podía haber evitado esos dos tonos diferentes en su pelo, podemos averiguar cuántos meses hacer que no pasa por la peluquería a darse unas mechas.

Madonna

Madonna no sólo no cabía de alegría en sí misma cuando le comunicaron que era la ganadora a la mejor canción, sino que tampoco cabía en su vestido. Podemos observar que la parte de su escote es demasiado ajustada y, sinceramente, no sabemos cómo podía respirar. Aunque el vestido, con ese tono plateado con sus hombreras transparentes nos ha gustado, no lo ha hecho tanto la falda, cuya tela parecía más una cartulina gigante arrugada.

¿Qué os han parecido estos vestidos?, ¿quitaríais alguno de la lista?, ¿cuál es el peor de todos? En mi opinión, tanto el de Sarah Michelle Gellar como el de Mireille Enos se dan la mano para optar con el premio.