Penn Badgley y John Mayer

Voy a empezar por estos dos que los hemos visto hasta en la sopa. Por un lado está Penn Badgley, actor de Gossip Girls, y por otro está John Mayer, querido por algunos, odiado por otra buena cantidad. ¿Habían notado su parecido? Pues yo hasta ahora apenas si me había dado cuenta que ponerlos uno al lado del otro iban a resultar como hermanos mellizos. Las mismas frentes, el corte de cara y hasta la mirada seductora compraten. Idénticos.

Patrick Swayze y Morten Harket

Este par me hizo caer de la silla. El difunto actor y bailarín Patrick Swayze, es idéntico al cantante de la banda ochentosa A-HA, Morten Harket. He escuchados varios temas de la banda e incluso los he visto por youtube, pero hasta hace muy poco no me había dado cuenta de lo mucho que se parecen. Tienen la misma forma de cara, los mismos ojos, la boca finita, las cejas y las narices. ¿Serán hijos de los mismos padres?

Andy Roddick y Seann William Scott

Ahora para variar un poco la cosa, voy a comparar a algunos deportistas que no podemos dejar de pasar por alto. En primer lugar quiero que observen al tenista Andy Roddick y luego vean la cara del actor Seann William Scott. Creo que a rasgos generales se parecen mucho, pero lo que más se destaca, son sus ojos juntos al estilo zorro. ¿No les parece?

Juan Martin del Potro y B.J. Novak

¿El tenista argentino Juan Martin del Potro trabaja en The Office? No, ese es B.J.Novak. Otro duo que parece haber salido de la misma sala de parto. Los dos tienen una cara muy a lo Frankenstein, con la frente larga y el mentón alargado y una boquita mínima en comparación con los demás detalles del rostro.

Jo Wilfried Tsonga y Muhammad Ali

Por último, quería comparar al tenista francés Jo Wilfried Tsonga con el mítico boxeador Muhammad Ali. Hermanos no parecen porque el boxeador casi lo triplica en edad al otro, pero podríamos decir que son como padre e hijos. Miren nada más esta foto y todas las que encuentren por internet y quedarán sorprendidos. Los dos tienen la cara redonda, los mismos labios, la misma frente y las mismas cejas. Igualísimos.

Espero que les haya gustado esta última entrega de los Parecidos razonables y espero que me cuenten cual les sorprendió más.