Todavía está coleando la noticia del ingreso de la actriz Demi Moore tras sus trastornos personales, que han conseguido llevarla al hospital de urgencia. En el día de hoy, TMZ ha conseguido la llamada que se realizó a los servicios de urgencia antes de ser llevada al hospital de Los Ángeles el lunes por la noche. Según las últimas informaciones, el motivo principal de su ingreso fue por una reacción a una sustancia ilegal que tomó momentos antes: nitrógeno óxido.

En un principio, la llamada es algo confusa, ya que la persona que recibe la llamada no sabe a qué tipo de urgencia engloba la llamada recibida, ya que la persona que acompañaba a la actriz había comunicado que había fumado algo pero no quería comunicar qué tipo de sustancia había sido. Lo que sí que dejaba claro es que la actriz sufría de convulsiones por las sustancias consumidas, y que a duras penas permanecía consciente.

Este ha sido en realidad el documento que la policía ha hecho público en los últimos días. Aunque en un principio que creyó que solamente había tenido una recaída por el estrés de su ruptura por su separación de Ashton Kutcher, se demostró que no sólo había consumido nitrógeno óxido, sino que también había en su cuerpo otro tipo de sustancias no especificadas.

Hace ya un tiempo comenzamos a sentir preocupación por el estado de la actriz porque le habíamos visto extremadamente delgada, pensábamos que tenía problemas de anorexia, algo que ella había descartado, pero ahora vemos que el problema de la actriz es mucho peor.

video platformvideo managementvideo solutionsvideo player

Esperemos que dentro de poco se recupere y que se encuentre bien para volver a su vida. De momento, ya no realizará su papel en el proyecto de Lovelace.